Es común que tras decidir comprar un auto nuevo, empieces a buscar el ideal para ti. Sin embargo, al encontrarte frente a todas las opciones que existen en el mercado, es muy probable que te encuentres indeciso o confundido y, al final, termines igual que al principio: sin auto y además estresado.

Una buena idea para no abrumarse es realizar un checklist con las cosas imprescindibles que nuestro auto debe tener. Pero antes de realizar dicha lista, debemos preguntarnos qué uso le vamos a dar a nuestro auto nuevo: si lo voy a conducir dentro de la ciudad, para viajes largos y frecuentes, para usarlo como auto familiar, para visitar el campo, para transportar productos, etc. Esto nos permitirá tener una idea general sobre lo que estamos buscando.

Una vez que tenemos claras nuestras necesidades, podemos elaborar un checklist acorde a ellas, que nos ayudará a orientarnos y a no desviarnos al momento de optar por un auto u otro. En nuestra lista debemos tomar en cuenta los aspectos técnicos, de equipamiento, de confort, entre otros.

A continuación, recopilamos algunas de las consideraciones y consejos que te ayudarán a reflexionar al momento de elaborar tu propio checklist:

  • Tipo de motor: Debemos saber qué nos espera en cuestión desempeño con la potencia que tenga el motor seleccionado, además de su cilindraje, su velocidad máxima, su aceleración, su consumo en tema combustible y, sobre todo, la durabilidad. Estos datos, aunque nos puedan parecer extraños, son los que nos darán a conocer el rendimiento real.
  • Tipo de combustible: Ya sea gasolina extra o Ecopaís, Súper, diésel, etc. También es importante conocer la capacidad del tanque y su consumo, tanto dentro de la ciudad como en carretera. Por ejemplo, un auto con un tanque de 14 galones que use gasolina extra o Ecopaís podría ayudarnos a ahorrar dinero, si se adapta a nuestras necesidades.
  • Tipo de transmisión: También debemos decidir si deseamos conducir un auto con cambios automáticos o manuales. Para muchas personas es más sencillo manejar con cambios manuales y con un mayor número de ellos.
  • Tamaño: Si es uno familiar, debemos optar por el más espacioso, con un maletero más grande y con un mayor número de puertas. Por el contrario, si queremos un auto compacto, que sea más sencillo de estacionar o que ocupe menos espacio en nuestro garaje. Siempre hay que recordar para qué actividades de movilización lo requerimos.
  • Seguridad: Es importante conocer el equipamiento con el que cuenta en cuanto a seguridad, tanto en lo referente a la integridad de los pasajeros, como del vehículo. Debe contar con alarmas de movimientos, de luces encendidas, airbags frontales y laterales, cinturones de seguridad, anclaje de asientos infantiles en caso de ser necesario, neblineros frontales y traseros, sistema de navegación, entre otros.
  • Comodidad: Como conductor, debes sentir total confort al conducir. Por ello, tu asiento debe tener ajuste de altura y el volante debe ser multifunción, además de poder regularse, tanto en altura como en profundidad. Es importante que estas características te permitan tener el control del vehículo y el libre acceso a los pedales.

En cuanto a las cuestiones de confort, podemos ser más exigentes y añadir:

  • Cámara de visión trasera y/o sensores de estacionamiento que nos faciliten esta tarea.
  • Aire acondicionado y/o climatizador.
  • Audio y pantalla multimedia, además de enlace manos libres, entrada USB, parlantes frontales y traseros, luces de lectura, etcétera.
  • Techo panorámico, para una experiencia de luz natural y un toque de exclusividad.

Al crear tu checklist, no olvides tener siempre en mente tus necesidades para que, al momento de adquirir tu auto nuevo, des sin mucho esfuerzo con aquel que se adapte mejor a ti. Y si ya te decidiste a comprar un auto nuevo, no esperes más, realiza tu propio checklist y verifica qué modelo de Honda cumple con todos tus requisitos.